+34664407723valencia@ciudadentumano.com

La actualidad y los mejores planes de Valencia

De la esperanza al infierno solo hay un paso, cruzar las puertas de IDental

De la esperanza al infierno solo hay un paso, cruzar las puertas de IDental

Sheyla Alonso Pérez. Valencia, 05 de junio 2018

Este artículo es quizás uno de los que más me tocan la fibra moral escribir.

Por una parte, por el hecho de ver a miles de personas que han volcado sus esperanzas en estos servicios sociales ante la imposibilidad de pagarlo en otro lugar, y han sido estafadas, y por otra parte, porque personalmente soy una de esas personas afectadas por los engaños y las malas praxis de las Carnicerías Idental.

Imaginando que todavía hay gente que no está al día de la barbarie colectiva que está sucediendo en España con estas clínicas, y antes de contaros mi propia experiencia, paso a poneros un poco en antecedentes.

Las Clínicas IDental se hicieron un hueco muy importante a nivel nacional por las ayudas sociales que prestaban a los usuarios de sus servicios. Estas ayudas no eran económicas, pero si reducían muy notablemente los presupuestos con unos descuentos de hasta un 85%, por lo que un importe de 12.000€, podría quedar en un total de 1.800€, justificación más que importante para que miles y miles de personas en España confiasen su salud a estas clínicas ante la imposibilidad de pagar esas cantidades en otras.

Hasta ahí y durante algún tiempo, todo bien, hasta la actualidad. Una tras otra, las Clínicas del “Corazón” como se hacían llamar, han estado cerrando sus puertas sin previo aviso, dejando a miles de usuarios con unas cuotas de financiación activas y sin atención de la clínica. Miles de tratamientos a mitad, piezas sin completarse, etc. Tras el mostrador, cientos de trabajadores sin cobrar, clínicas no inscritas en el Colegio de Odontólogos, etc. Cada paciente con su propia historia, a cuál de todas más escabrosa y problemática.

Tras el resumen general, paso a afirmar, que cualquier cosa que os cuenten sobre esto, seguramente sea real. 

Yo soy una de esas personas que puso sus esperanzas en una de esas clínicas. Y como afectada, y teniendo la suerte de poder comunicarme a través de Valencia en tu Mano, quiero contaros mi experiencia propia con IDental Alfafar.

En mi caso, como en el de muchos otros, por x o por c, el sumatorio total del tratamiento era de casi 13.000€ (en algunos dentistas incluso subía más). Extracciones, implantes, curetajes, etc. ¡Una pasta vamos!  

Por mediación de la novia de un amigo, la cual había estado tratándose allí y su experiencia, hasta hoy, estaba siendo muy buena, decidí acudir a ellos con un poco de mal estar, puesto que ni soy muy de cadenas grandes, ni terminaba de fiarme de estos dentistas sociales.

Así que, por junio del año pasado, en 2017, me acerqué a una primera visita de tanteo, donde me deberían presupuestar tras revisarme y explicarme las condiciones de los servicios y demás. Debo decir que la atención de los trabajadores era excelente, y los dentistas de la primera visita te aconsejaban y te daban las opciones y soluciones que querías escuchar. Por lo que aun entrando algo reticente, terminabas rendida ante los encantos y facilidades de esta carnicería social.

Como todos, yo me encontraba en un momento económico complicado, y asumir los más de 13.000€ que me costaba sanear mi boca, era imposible para mi.

Tenía dolor, mal estar y demás problemas que necesitaba solucionar lo antes posible, y tras presentarme el presupuesto de, efectivamente unos 13.000€, me aplicaron un maravilloso descuento que mágicamente me solucionó la vida, teniendo que pagar por él unos 4.000€.

Esperanzada, firmé la financiación con Sabadell Consumer a través de IDental en el mes de Julio de 2017.

Una vez vendida mi alma al diablo, pues fue similar el momento por lo que hoy en día puedo ver, comencé mi tratamiento dos meses después.

Al principio todo era estupendo, los médicos odontólogos que me tocaban, francamente eran delicados y grandes profesionales. Estaba contenta.

En noviembre de 2017, tras realizarme una endodoncia, la mitad de mi cara quedó paralizada. El tratamiento me lo realizaron un viernes y el lunes siguiente asistí de urgencia a la clínica explicándoles lo sucedido. Ese día me hicieron un tac y me revisaron, sin darme mucha explicación de lo que había sucedido. Para ser fiel a la verdad, la señorita que me atendió, la cual me había realizado la endodoncia, estaba afectada por lo ocurrido y si se tomó la molestia de sentarse y revisar mi situación.

Aquí os dejo una imagen de mi cara, para los que no me conoceis y al lado, la de como me dejaron. 

5 meses después por fin remitió la paraplejia de mi cara, sin una llamada por parte de la clínica, ni una revisión. Durante ese tiempo no cogían las llamadas y en ningún momento me asistieron. Bendita seguridad social que fue la que me ayudó.

Tras mucho pataleo, llamadas, correos, etc, conseguí que me dieran cita de nuevo para mayo. Cuando asistí, la odontóloga que iba atender ese día me pinchó anestesia para tapar una caries, y sin taparla, me dijo que se negaba a asistirme, puesto que desconocía desconocía el motivo de lo que me había ocurrido y tenía miedo de que me volviera a ocurrir. (¿”pa” qué me pinchas entonces animal de bellota?)

Muy enfadada conseguí que me dieran cita para la siguiente semana con la odontóloga que me había realizado la endodoncia famosa, la cual, aun habiéndome ocurrido con ella, era de las pocas que allí parecía tener dos dedos de frente.

Esta visita jamás llegó a realizarse, pues hasta día de hoy, todas han sido canceladas el día de antes por IDental…

Y así me encuentro hoy, pagando religiosamente un préstamo de consumo, el cual no he consumido, ni voy a consumir y rezando por que el incumplimiento de contrato por parte de Idental tenga repercusiones legales.

Por el momento he podido hacerme con mi historial clínico, ya que las trabajadoras de IDental Alfafar, voluntariamente, por que no están cobrando el sueldo, atienden a los perjudicados en la medida de lo que pueden y me lo han facilitado.

Sin embargo, a más de 20.000 afectados, que en la mayoría de casos no han tenido esa suerte y ni cuentan con el historial clínico.

Las leyes del consumidor en la cual nos amparamos parecen estar de pega pues únicamente nos están sirviendo para hacer de adorno en las peticione de cancelación, reclamaciones, etc.

Estos carniceros del corazón han jugado con las situaciones de las personas y se han aprovechado de todos y cada uno de los que hemos puesto nuestra salud en sus manos, y la justicia, de momento, no hace mucho por ayudar.

Esta triste situación se está viendo agravada por respuestas un tanto extrañas y sospechosas que algunas de las financieras están dando, intentando que los usuarios cambien de clínica dental, en lugar de solicitar la cancelación, perdiendo así el derecho de reclamo que por ahora tenemos amparados en los artículos 29 de la Ley 16/2011, de 24 de junio, de Contratos de Crédito al Consumo y artículo 73 del RDL 1/2007, de 16 de noviembre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios y otras leyes complementarias, habiendo un claro INCUMPLIMIENTO DE CONTRATO por parte de la empresa ALC UNION DENTAL

Queda mucho por hacer, muchas sorpresas que nos vendrán y esperemos que todo quede en un susto…

Desde aquí y para aquellos que estén leyendo este artículo, os recomendamos que acudáis al defensor del consumidor de vuestra ciudad, o en su defecto a la OCU, para que os guíen y os ayuden. Y por supuesto, denunciad. No tengáis miedo, no somos nosotros los que hemos estafado. También existe una plataforma orientativa en Facebook a la cual podéis uniros Afectados por IDental (oficial)

Muchísimas gracias a todos por haberme permitido contar mi experiencia a traves de Valencia en tu Mano. 

¡SUERTE!